La Vida continua

4 Sep

Disculpame mamí pero voy a empezar a poder notas para mi biografía. hay va:

Despues de tres meses de estancia en mi casa y yo soportar el abuso sicólogico de la mujer yo estaba feliz porque por fin me iria a mi viaje a Tibet  y ella había anunciado que su marido la recogeria ya. Mi marido ya tenía un mes insitiendo que le pidiera que se fuera de la casa. Me decía “Si no lo haces, yo le hablo a su marido y le digo que se la lleve.”  Yo como durante el día me la pasaba en el trabajo ni siquiera me había enterado de que mi marido hasta le había dejado de dirijir la palabra a la mujer.  Como yo la adoraba y la veía como hermana convencía a mi marido para dejara que se llegará el tiempo de mi partida y ella tendría que partir igualmente. Para mi todo parecía normal, ella seguía de perezosa, y con sus diarias diarreas para perder peso.  Aprovechaba mi vida a lo lindo y gozaba de todo lo mio; pareciera que se estaba tomando unas vacaciones en el spa. Jamás hizo el intento de cocinar – no sabe. Jamas movio un dedo por limpiar la casa o por jardinear –yo tengo una señora que me limpia mi casa. Se la pasaba haciendo ejercicio conmigo, dormiendo largas siestas mientras yo trabajaba, viendo television y hablando con su gente con su walkie talkie. Durante sus charlas le gustaba darse el gran paquete. Le gustaba hablar enfrente de nosotros y hablaba con algunas personas como si ella fuera una gran ricachona. Eso si, era espantosamaente altanera conmigo. Como dije antes yo le pasaba todo porque la adoraba. Aparte, yo siempre traigo miles de cosas en mi cabeza y no le daba mucha importancia a sus majaderias que por cierto ya me empezaban a colmar la paciencia. A veces hasta me imitaba cuando yo tocia. Algo que no quería ella que yo supiera es que desde hacía muchos años ellas estaba obsesionada con mi marido.  Por eso mismo aprovecho está oportunidad para tratar de meter cizana entre mi marido y yo. No lo logró porque un día que me quejé con mi marido pareciera que le hubieran metido una patada en el estomago. Le vi su semblante muy enfadado – como que el algo se sospechaba. Tambien lo trató de hacer mi madre y yo y mi madre y yo nos dimos cuenta de que con ella fue maldita. Me humillaba a mi madre de una maera tal vil y mi pobre madre que no me decía nada. La hacia pasar unos momentos viliosos. Mi marido le dejo de hablar porque empezo a hostigarlo sexualmente y se dió cuenta que se estaba propasando conmigo con su despotismo. Mi marido tiene un genio de los diablos pero no es nada tonto y mas aparte que a mi marido yo nunca lo desentiendo de nínguna manera. 

Resulta de que durante el mes de marzo la mujer se decició que quería emigrar legalemente a los EUA. Su marido estaba siendo maltratado en su trabajo por falta de residencia. Norteamericana.  Como treinta y tantos años atras yo había apoyado a la mujer para que tuviera su hijo en los EUA y le permití estar en mi casa mientras se llegaba el nacimiento de su hijo, ahora tantos años despues se decidian a aprovechar esa oportunidad.

Para emigrarse legalmente a los EUA hace falta que el que los traiga tenga buen salario, pero el hijo norteamericano apenas si tenía un misero trabajo jalando carritos de la tienda Target. No le alcanzaba ni para vivir basicamente. Yo precisamente fui la que le di los papeles de mi trabajo para patrocinarla, le presté dinero para el abogado,  la deje usar mi dirección y le di hospedaje durante el tiempo del proceso para que ella y su marido se emigraran.

Pasó todo y en en mes de Agosto ellos por fin recibieron su “green card”. Era color de rosa y yo muy positiva que seguía pero mi subconciente me dictaba que investigará algo sobre lo que pasaba.

En septiembre pido una cita con el Dr. Basquin, unos de los mejores sicólogos que yo jamás haya visto. En mi primera cita le platique toda mi vida y los comportamientos diarios de la mujer durante su estancia en mi casa. Sus comportamientos me hacían sentir como si yo fuera una intrusa.  Sin mucho y asi durante la primera cita, me dijo el Dr. Basquin que por cierto habla como cinco idiomas menos en español. “Tienes muchas razón en sentirte traicionada.” Esa mujer estaba en tu casa compitiendo por las atenciones de tu marido.”  

Asi siguieron tres citas mas. Yo estaba fascinadisima porque había encontrado las respuestas a mis preguntas. Poco a poco iba el Dr. Basquin desenrrollando la madeja haciendo analisis.  En una de esas me dijo . “ Hay tiempo para todo, hay tiempo para trabajar duro y hay tiempo para cosechar. El reloj de esa manera está corriendo acelerado y le urge hacer sus cosechas, pero las quiere hacer en tu territorio.”  Tambien me dijo, “Esa mujer ha sufrido muchos abandonos y traiciones, la traicionó su padre a su nacimiento, la traicionó su marido, la traicionaste tu al casarte con tu marido (porque ella hubiera querido que él la escogiera a ella)  y siguió explicandome.”

El Dr. Basquin me estaba guiando muy bien para que yo saliera bien, pero que recuerdo yo que Esperanza mi angel guardian que conozco de mas de hace 20 años y que es la que me limpia mi casa, me había dado información como en travalenguas sobre esa mujer. Aparentemente, esa mujer despreciaba mucho a Esperanza y no se cuidada de ella. La primera que lo noto media rara era la hija de Esperanza. Aparentemente le dijo un dia a Esperanza. “Esa mujer no es nada de fiar.”

Pues un viernes por la mañana mientras yo estaba en el trabajo llegó Esperanza y su hija a limpiar mi casa tal  y como lo han hecho por añales. Ellas tienen llave de la casa y ellas se han ganado tanto mi confianza que yo meteria las manos a fuego por ellas. Resulta de que mientras mi marido se disponia a ir a trabajar a una de nuestras propiedad y recogia sus herramientos la mujer salió a la cochera donde el se encontraba en paños menores. Traía ella una baby doll con colores entre lavanda y azulito.  Al mismo momento Esperanza estaba llegando a la casa y la mujer no tuvo mas remedio que darse la media vuelta e irse a su recamara a cambiarse y pretender que nada había ocurrido. Eso seguramente que paso el viernes 29 de mayo porque ese mismo dia la mujer se puso super vivora conmigo.

Esperanza no me dijo nada hasta que yo le saque los datos despues de rogarle y hasta que ya tenía yo un mes viendo al Dr. Basquin.

Por fin,  mi subconciente estubo presenciando muchos de los acosos de la mujer hacia mi marido pero me hacía la tonta. La quería tanto que no lo quería creer.

Ese mismo fin de semana fue cuando mi marido le dejo de hablar a la mujer. Lo se porque para el primero de Junio la mujer estaba llorando como desesperada. Me dijo que tenía una depression. Lloraba y lloraba y a partir de eso trataba a mi marido como si ella tuviera dominio sobre él. Hacía miles de intentos de llamar su atención. Lo despreciaba, lo ignoraba y hasta me pedía que le negara la comida. Como había dicho yo antes, mi marido tiene un genio horrendo. Primero que al jamás le gustaron las mujeres rogonas. Segundo que a mi marido no lo doblega nadie. Creo que yo si, pero jamás me aprovecho de él. Pore so nuestro matrimonio ha sido tanto mayormente placentero.

Yo notaba que la mujer trataba a mi marido como si fuera Dios y me dije a mi misma. “Aja, por fin te das cuenta de que como es él. Haber si segues de rogona”.  Irónico que ni siquiera me imaginaba en aquel entonces todo los esfuerzos que la mujer esa hacía por conquistar a mi marido.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: